Corrientes y la historia nacional

 

Por las invasiones inglesas toman medidas
preventivas en Corrientes

El Teniente Gobernador de Corrientes, Coronel Pedro Fondevilla, al tomar conocimiento de las invasiones inglesas, tomó medidas ofensivas para la introducción de parte de las mercaderías que los ingleses habían dejado en Buenos Aires y Montevideo. Reforzó la guardia del Puerto de Goya y estableció una fuerza de seguridad en Puerto Chamorro

El Cabildo de Corrientes dispuso que ninguna persona pase a Curupaity y al Paraguay por el Paso Itatí, sin permiso escrito de los alcaldes. Esta prohibición se acentuó más en el mes de noviembre, tomando a su cargo el Coronel Fondevilla la concesión de los permisos y pasaportes.

Fue también reforzado el Regimiento de Voluntarios de Caballería, que desde principios del siglo reunió a la juventud más distinguida de Corrientes.

Comandante de este Cuerpo era Juan Manuel Salcedo y segundo, Juan García de Cossio.

En esa época, y dado los acontecimientos que se desprenderían de las invasiones inglesas, el Cabildo de Corrientes ordenó una partida presupuestaria de $ 10.994 para renovar la caballería del regimiento aludido.

Tanto en 1806 como en 1807 las invasiones de los británicos se produjeron como consecuencia de las guerras europeas entre Francia e Inglaterra y la necesaria definición de España en su alianza por uno de los beligerantes, Francia.

Esta razón se vio reforzada por la ambición inglesa de arrebatar las posesiones españolas para obtener de esta manera mercados para su comercio y fuentes de materias primas para sus industrias.
 

Debut en combate de los Cazadores Correntinos

1807 - Los Cazadores Correntinos debutaban el 2 de Julio en Plaza Miserere. Este batallón que organizó Corrientes como aporte a la defensa nacional, salió el 1º de julio con 67 hombres junto al batallón de Cántabros de la Amistad para incorporarse a las fuerzas comandadas por Santiago de Liniers en el puente Barracas.

En Buenos Aires se conformó el cuerpo Cazadores Correntinos, siendo así Corrientes junto con la Capital del virreinato la única actual provincia que tuvo cuerpo propio formado por nativos de ella.

En un principio contó con 85 plazas mandadas por el capitán Juan José Fernández Blanco. Lucían sus hombres escarapelas rojas y su uniforme contaba con chaquetilla verde con vueltas amarillas y alamares, pantalón blanco, faja roja, botas altas y sombrero alto con penacho verde y amarillo.

Por ser pequeño su número, formó brigada con el batallón de Cántabros de la Amistad. Algunos de sus integrantes formaron la expedición auxiliar que combatió en La Colonia y en San Pedro. El resto combatía a las órdenes de Liniers.

El 2 de julio de 1807, en los Corrales de Miserere, llevó a cabo acciones de guerrilla los días 3 y 4 de julio y se distinguió en las acciones libradas en la iglesia de la Merced y sus cercanías, el 5 de julio –Día de la Defensa.

En estas acciones tuvieron las siguientes bajas: 7 muertos, 5 heridos y 4 prisioneros. Los muertos en combate fueron Pedro José Ignacio Alcaraz, Pedro José Fernández, Juan Alberto Vega, José Gabriel Chaparro, Miguel Antnio Lentes, Clemente Alves de Lima, y Pedro Nieves; resultaron heridos Francisco Javier Molina, Joaquín Flores, Alberto Peralta, Juan Ignacio Morel y José Gabriel Gómez y cayeron prisioneros: Julián Molina, Fernando Ruidíaz, Fernando Centurión y Baltasar Feijó.

Los oficiales del Batallón Cazadores Correntinos eran el capitán Angel Fernández Blanco, teniente Elías Galván (teniente de gobernador en 1810), subteniente Juan Tomás Fernández y abanderado Juan Ventura Benítez. Actuó como cabo el célebre Manuel Vicente Ramírez (Ramírez chico), nacido en Curuzú Cuatiá y quien llegará a ser General de la Nación.
 

Tratado de Fontainebleau

1807 - Napoleón firma el 27 de octubre un Tratado en Fontainebleau con el embajador español.

Este acuerdo establecía que el rey de España Carlos IV, permitirá al ejército francés pasar por su territorio para invadir Portugal por ser este reino aliado de Inglaterra.

Portugal quedó ocupada por los franceses a fines de 1807, y la familia real portuguesa, huyendo del invasor, se traslada a Brasil. Allí llegan el 23 de enero de 1808 y las tropas francesas, que han entrado en España para invadir Portugal, no se retiran después de su triunfo y un profundo malestar empieza a producirse entre los españoles que ven con malos ojos cómo el ejército francés ocupa sus ciudades. Por eso, el pueblo en general se declara partidario de Fernando, príncipe de Asturias, quien se halla enemistado con sus padres y su ministro Manuel Godoy.  

Fernando VII - Por último, el 17 de marzo de 1808, se produce un motín popular a raíz del cual Godoy es encarcelado y Carlos IV abdica a favor de su hijo, a quien coronan con el nombre de Fernando VII.

Los españoles pensaron que con la asunción de Fernando VII, a quien llamaban “el deseado”, Francia se retiraría y la corona hispánica restablecería su honra y su prestigio. Pero nada de eso ocurrió. Napoleón, sin reconocerlo nuevo rey, lo invita a que se entreviste con él en la ciudad francesa de Bayona.

En la llamada entrevista de Bayona se enfrentan Carlos IV y su hijo Fernando VII. También está presente la reina María Luisa, Manuel Godoy y Napoleón I. Este consigue que Carlos IV increpe a su hijo echándole en cara que lo ha obligado a abdicar por la fuerza, y asimismo, obtiene que Fernando VII firme un documento declarando que la abdicación de su padre es nula. Enseguida Carlos IV manifiesta que renuncia a la corona española a favor de Napoleón I, quien a su vez, resuelve transferir esa corona a su hermano José Bonaparte.

Para asegurar su poder, Napoleón retiene en Francia a Carlos VI y a Fernando VII. Pero antes de saberse esta farsa, el pueblo de Madrid se había levantado, el 2 de mayo de 1808, contra el ejército francés que ocupaba la ciudad. Este levantamiento es aplastado en forma sangrienta, pero lo ocurrido no amilana al pueblo español que continuará su lucha.  

Ese año nace en Corrientes un futuro gobernador: Gregorio Pampín y con 20 años estudia y trabaja Pedro Ferré. Aprendía junto a su padre el oficio de “carpintero de rivera”. En San Roque caminaba por sus calles con 22 años Pedro Alcántara Díaz Colodrero, quien estudiaba en Asunción. Y nacía en Corrientes Juan Madariaga cuando su hermano Joaquín ya estudiaba con 10 años en el Convento donde dictaba clases fray José de la Quintana.


 

Carlos IV en Portugal

1808.- La familia real de Portugal llega a las costas del Brasil. Carlos IV permitió al ejército francés pasar por su territorio y este invadió Portugal por ser este reino aliado de Inglaterra.

Portugal, ocupada por los franceses, obligó a la familia real de este país huir del invasor y se trasladó a Brasil llegando el 23 de enero.

En 1807 Juan comandó la retirada de la familia real hacia Brasil, para escapar de la invasión de Portugal por el ejército de Napoleón Bonaparte. La familia real llegó a la ciudad de Río de Janeiro y desde esta ciudad Juan gobernó el país durante la llamada Guerra Peninsular.

La importancia de Brasil creció después de la llegada de la familia real, y eso motivó su elevación al status de reino en 1808, lo que quedó consolidado con la creación del llamado Reino Unido de Portugal, Brasil y Algarve el 16 de diciembre de 1815.
Al año siguiente, 1816, Juan fue coronado rey, después de la muerte de su madre, María I, pero decide quedar en Brasil a pesar de la derrota de Napoleón.

En 1820 aconteció una revolución en la ciudad portuguesa de Oporto que exigió la vuelta de la familia real portuguesa.
Juan volvió a Portugal al año siguiente, pero su heredero, Pedro IV de Portugal decidió quedarse en Brasil.
Pedro, al año siguiente, proclamó la independencia de Brasil. Desde ahí hasta el término de su reinado, Juan pasó el tiempo en búsqueda de pacificar sus hijos Pedro y Miguel.

A pesar de la rebeldía demostrada por Pedro, Juan lo nominó el sucesor del trono portugués.

Juan falleció súbitamente en marzo de 1826. Hay quienes creen que fue envenenado. Los sospechosos serían la reina Carlota Joaquina o su hijo Miguel, en una conspiración para ocupar el trono.
 

Libertad de comercio

1809 - Mariano Moreno el 30 de septiembre, en representación de los hacendados y campesinos del Río de la Plata, presenta un escrito en el que se enfrenta con los comerciantes de la ciudad española de Cádiz.

Los españoles se oponían a la libertad de comercio, pues querían que los hacendados rioplatenses sólo les compraran y vendieran productos a ellos y no pudieran tener tratos comerciales con otros países.

Esto obligaba a los criollos a aceptar los precios y condiciones de pago que fijaban los españoles, que vendían las cosas más caras que los ingleses.

Este histórico trabajo de Mariano Moreno produjo un verdadero revuelo en su momento, y aportó más argumentos a la idea de los patriotas: separarse definitivamente de España para hacer lo que a los habitantes de estas tierras les resultase más conveniente y no lo que le venía bien a los españoles.

Surgía así también un abanderado de las ideas liberales en el Río de la Plata, aunque esto lo llevó a enfrentarse con la línea que conducía Cornelio Saavedra.

Plaza de Mayo de Buenos Aires




Cabildo de Corrientes




Cuerpo de Cazadores Correntinos











Napoleón invade a España

























Fernando VI








Mariano Moreno