Fundación de Mocoretá

 



orría el año 1875... y el 20 de abril quedó establecido como el día en que esta localidad del sur correntino nace como tal. Esta determinación la tomó el Concejo Deliberante y el 1º de noviembre de 1994 la Municipalidad promulgó la Ordenanza Nº 49, en consonancia con la Ley provincial 4815 sancionada el 20 de septiembre de dicho año. La ordenanza declara feriado el 20 de abril y se remonta al año 1875, cuando en la fecha mencionada es habilitada la estación del ferrocarril, la que se constituyó en factor aglutinante de la población.

Precisamente, el 30 de septiembre de 1994 se recordó por última vez su fundación ese día, ya que la confusión deriva de una equivocación a partir de la sanción de la Ley 1.453, la que no se refería a Mocoretá, sino que la misma creaba una Comisión de Fomento en la colonia oficial Libertad, segunda sección del departamento de Monte Caseros.

Mocoretá no fue fundada por Ley, decreto u otra norma legal. Simplemente hubo un avecinamiento espontáneo en torno a la estación del ferrocarril. De ahí que la Legislatura de Corrientes generó la ley respectiva, determinando que el 20 de septiembre de 1875 se habilitaba la Estación y el tramo ferroviario que unía Federación con Monte Caseros. Este acontecimiento contó con significativos actos, los que se vieron realzados con la presencia del Presidente de la República doctor Nicolás Avellaneda, quien arribó en el tren inaugural. Avellaneda había llegado por vía fluvial a Concepción del Uruguay, en donde se incorporó a la comitiva oficial junto con el gobernador de Entre Ríos doctor Leónidas Echagüe. Visitaron primeramente Colón, arribaron más tarde a Concordia y el 20 de abril llegaron a Mocoretá, palabra que en guaraní significa: moco= mocobí; retá= país, es decir, tierras de los mocobíes.

Mocoretá está unida en el devenir histórico a las tierras conocidas desde fines del siglo XVIII como Rincón de San Gregorio. El río Mocoretá marca el límite entre Corrientes y Entre Ríos y su curso de agua de 148 kilómetros nace en el extremo norte de la cuchilla grande y desagua en el Río Uruguay. En esa zona habían fundado una villa la familia Urquiza-Sáenz Valiente. San Gregorio fue primero una estancia, fundada por el Capitán Juan de San Martín, padre del libertador, cuando éste estaba como gobernador de las misiones hacia el año 1777 y decidió poblar los campos mesopotámicos ubicados entre el Miriñay y el Yeruá. El nombre habría sido en atención a la madre del libertador, doña Gregoria.

En la época hispánica esta zona fue coto de caza de los indios charrúas y minuanes. San Gregorio pasa en 1788 a Joaquín Gundín y en 1796 a Juan Francisco Aguirre, ambos viajeros integrantes de las comisiones demarcadoras de límites en las posesiones americanas de España y Portugal.

El primer intento legal de compra de San Gregorio lo formalizó Antonio de Inzaurralde, el 28 de enero de 1788, aunque el primer título legal de propiedad lo pasaría a tener Manuel Gómez de Cossio, vecino de Corrientes, luego de subastarse el campo en Buenos Aires.

Cuando Manuel Belgrano define el litigio jurisdiccional de Curuzú Cuatiá y Mandisoví y su pertenencia a los cabildos de Corrientes y de las Misiones respectivamente, Mocoretá queda perteneciendo a Mandisoví. Con el decreto del Director Supremo Gervacio Posadas, del 10 de septiembre de 1814, creando las provincias de Corrientes y Entre Ríos, el sur de Corrientes se adscribe a Entre Ríos y Mocoretá recién va a modificar su situación, retornando a la jurisdicción de Corrientes, con el tratado del Cuadrilátero de 1822.

El 22 de julio de 1826 San Gregorio es comprada por Juan Baraño en sociedad con Justo José de Urquiza y Vicente Montero, cuyo título de compra, tras largos años de conflicto, es reconocido en 1847 por la Legislatura de Corrientes.

Mocoretá fue espectador del tránsito de muchos ejércitos y expediciones que surcaron el litoral, como ser los ejércitos de Lavalle, Echagüe, Paz, los Madariaga, Urquiza, los aliados de la guerra contra el Paraguay, etc.
San Gregorio formó parte de los cuantiosos bienes que poseía Urquiza, y posterior a su muerte se hicieron cargo sus numerosos herederos. En consecuencia, dado los antecedentes, pareciera sensato y prudente asignar a la familia Urquiza-Sáenz Valiente la condición de fundadora de la localidad.


 

Parroquia San José Obrero

Municipalidad de Mocoretá


En Mocoretá hay grandes plantaciones de naranjos.


Escuela Justo José Urquiza


 


Ver la ubicación de la localidad de Mocoretá con Google Maps