Fundación de Alvear

 

orría el año 1863... y un 10 de febrero era fundada la ciudad de Alvear por un decreto del gobernador Manuel Ingacio Lagraña, en el paraje denominado Itaquí, frente al lugar homónimo del Brasil.


Se funda con este nombre en homenaje al general Carlos María de Alvear, por errónea creencia – dice el historiador Federico Palma- pues se consideraba que el general Alvear era nativo de Corrientes.

 

La confusión del lugar de nacimiento del general Alvear, radica en que este ilustre militar argentino, si bien nació en la región, el lugar exacto fue la reducción jesuítica de Santo Ángel, cuyo territorio pertenecía por entonces a la provincia de Corrientes, que pasó a ser portuguesa y posteriormente brasileña al ser expulsados los jesuitas de sus reducciones.

 

En ese lugar se hallaba destacado su padre, Diego de Alvear, quien efectuaba el trazado del límite que separaba al Brasil de Corrientes. Alvear era hijo de Diego de Alvear y Josefa Balbastro. Casi a fines de 1817, Andresito, lugarteniente del oriental Artigas, inició la invasión a las misiones portuguesas al frente de 2.000 hombres.
 

Alvear habría sido asentamiento de una población en el pasado y la fundación formal ocurrió a instancias de la casa de un ciudadano sobresaliente de la zona, Eladio Hidalgo. Los Hidalgo se habían mudado al Brasil después de la batalla de Pago Largo instalándose en Itaquí, desde donde gestionaron la creación legal del pueblo, quienes regresaron una vez decretada su fundación. Los jesuitas habían edificado a mediados del siglo XVII, una pequeña capilla bajo la advocación de Santa Ana.
 

La primera escuela, en 1836, la instaló Eugenio N. Vales, un centro educacional particular que se oficializó en 1869.
 

La iglesia fue levantada recién en 1878 y el 12 de agosto de 1887 se creó el Municipio, eligiéndose sus concejales en 1888, quedando instaladas sus autoridades el 3 de noviembre bajo la presidencia de José Carmelo Belmont.
 

Hasta 1912 Alvear fue atendido en lo religioso por los párrocos de La Cruz, cuando el Obispo de Corrientes creó la Parroquia de Nuestra Señora de la Inmaculada de Alvear, con jurisdicción en la primera y tercera secciones del departamento General San Martín.
 

El ferrocarril llegó a esta ciudad el 3 de febrero de 1901 y Banco de la Nación Argentina abrió sus puertas el 13 de octubre de 1914.
 

Dos de sus hijos notables, en el campo de la medicina, han sido los doctores Mamerto Acuña, quien dictó cátedras en la Facultad de Buenos Aires y Miguel Sussini, egresado del Colegio San Martín de Corrientes, quien estudió en Buenos Aires y continuó sus estudios en Europa. Cuando retornó del viejo mundo desarrolló una enorme tarea al frente de hospitales porteños y cátedras universitarias. Fue diputado nacional por Corrientes.

Escuela Comercial Dr. Mamerto Acuñaalvear-colegio-mamerto-acuna.jpg


Capilla Virgen de Itatí


Amanecer en un campo de Alvear


 


Ver la ubicación de la localidad de Alvear con Google Maps