orría el año 1851... y la provincia de Entre Ríos celebra en Montevideo un Tratado de alianza ofensiva y defensiva con el Imperio del Brasil y la República Oriental del Uruguay con el objeto de mantener la independencia y pacificar el territorio oriental y operar contra el gobierno de Buenos Aires si éste le declaraba la guerra.

La provincia de Corrientes se adhiere a este tratado el 21 de noviembre y al mismo tiempo se celebraba uno nuevo entre las mismas partes (Corrientes, Entre Ríos, Brasil y Uruguay), con el propósito de libertar -dice- al pueblo argentino, de la opresión que sufre bajo la dominación tiránica del gobernador Juan Manuel de Rosas.

De ahí en más la campaña de Urquiza es rápida. Pasa al Uruguay, obliga a capitular a Manuel Oribe -aliado de Rosas- y proclama su lema “ni vencedores ni vencidos” y luego inicia su marcha triunfal en territorio argentino hasta que llega con el Ejército Grande a Caseros, provincia de Buenos Aires, derrotando a las fuerzas “rosista” el 3 de febrero de 1852.

Puerto de Montevideo

orría el año 1868... y asumían los ministros Gregorio Pampín y Juan Lagraña integrando el gabinete que constituyó el presidente de la Legislatura en su carácter de gobernador interino, Francisco Escobar. Esto sucedió luego de la destitución por parte de los revolucionarios liberales del titular del Poder Ejecutivo Evaristo López.

Esta situación política hizo reaccionar a Nicanor Cáceres, amigo del gobernador depuesto, quien desde Curuzú Cuatiá se levantó en armas, quedando la provincia prácticamente dividida en dos.
El gobernador provisorio convocó a elecciones para elegir una nueva legislatura, la que quedó constituida con mayoría de liberales adictos a la revolución que depusiera al gobernador.

Al ocupar la Legislatura su nuevo titular, Victorio Torrent, y en medio de los primeros enfrentamientos armados entre el gobierno y las fuerzas de Cáceres, el presidente Bartolomé Mitre decretó el 18 de junio la 4ta. Intervención Federal a la provincia, destacando en comisión al general Emilio Mitre con instrucciones de hacer cumplir en la provincia las leyes de la nación.

Por último, los dos bandos terminaron conferenciando en Concordia y el resultado fue el alejamiento de Evaristo López de la provincia de Corrientes y la asunción plena como gobernador de Victorio Torrent, quien ocupó el cargo hasta el 25 de diciembre de ese año 1868, fecha en que entregó el gobierno al binomio liberal José Miguel Guastavino-Santiago Baibiene, fórmula que triunfó en las elecciones celebradas al efecto.

Gregorio Pampín

orría el año 1924...   y se funda Colonia Liebig.

Se asientan en el lugar los primeros colonos fundadores del pueblo, todos netamente alemanes, en el paraje denominado Curuzú. Antiguamente toda esa zona estaba ocupada por las misiones jesuíticas y el nombre Curuzú, en guaraní, traducía el de una “Cruz Grande” solitaria de madera que existía en el lugar. A la primera población la denominan Pueblo Curuzú y mas tarde toma el nombre de la "Compañía Liebig", benefactora del asentamiento de los primeros colonos de la zona, la que se constituyó en una importante productora de ganado.

Luego plantaron tun y posteriormente se dedicaron a la producción de Yerba Mate. Esta decisión fundacional cobró forma definitiva por ley de la Legislatura Nº 940 del 21 de agosto de 1941, cuando el gobierno provincial decide crear la Colonia Liebig en el departamento de Ituzaingo, distrito de San Carlos, siguiendo la propuesta de los lugareños, quienes ratificaron siempre que la fecha de fundación no es la que crea la Colonia, sino la del 29 de mayo de 1924 cuando llegan los inmigrantes a formar el pueblo de Liebig.

Manuel Pedevilla

orría el año 1845...   y nacía Máximo J. Bedoya en Corrientes y siendo casi un niño, a los 12 años, entró a servir como soldado voluntario.

Participó en la lucha contra los indios y estuvo en el combate de Cristiano Muerto y luego en la campaña hasta las Salinas Grandes.
Participó en los combates de Pigué en 1858, en la expedición de Cruz de Guerra, en el Combate de Laguna Larga, en las batallas de Cepeda y Pavón y en el combate de Cañada de Gómez.

En 1862 fue dado de baja cuando tenia el grado de teniente 2° del Ejército Nacional. Al año siguiente se reincorporó a partir de 1865 y tomó parte en la guerra contra el Paraguay, estando en todas las principales acciones. Cuando regresó a Córdoba en 1866, ya era Capitán, incorporándose a las fuerzas del general Paunero para combatir a las montoneras.

A mediados de 1867 retornó al Paraguay, pero pocos meses después fue dado otra vez de baja.

En 1869 volvió a reincorporarse y sirvió como ayudante del general Ignacio Rivas, jefe de la frontera sur, con quien marchó a reprimir la revolución de López Jordán en Entre Ríos.

Posteriormente estuvo en varios destinos y alcanzó el grado de sargento mayor y en la lucha contra los revolucionarios mitristas, en 1874, fue ascendido a teniente coronel.

Prestó servicios en el sur y colaboró en la conquista del desierto. En las fuerzas nacionales combatió a los revolucionarios bonaerenses en 1880, ascendiendo a coronel.

Luego lucho contra los indígenas que habían invadido la zona de Puán y ocupó distintos cargos en el interior del país entre 1882 y 1890. Entre 1890 y 1896 prestó servicios en la Capital Federal en la Inspección de Milicias y en el Consejo de Guerra.

Estando en este último destino, acompañado hasta sus últimas horas de vida por su esposa Doña Rufina Salvadores, falleció el 29 de agosto de 1897.

Costa de Corrientes