José López (“López chico”)

 



l 10 de abril de 1840... moría el coronel José López (a) López chico, en la batalla de Don Cristóbal integrando el ejército que comandó Juan Lavalle, cuya fecha de nacimiento en el Brasil se ignoraba. Llegó muy joven a Corrientes y declarada nuestra independencia se unió a los patriotas en la Banda Oriental.


A las órdenes de Artigas luchó en San José, en Molino de las Piedras y participó también del sitio de Montevideo. Siguió al caudillo oriental cuando en 1813 se pronunció en contra el Directorio de Buenos Aires.


En 1820 fue vencido por Pancho Ramírez en Sauce de Lema y posteriormente se fue al Paraguay de donde no lo dejó regresar por un buen tiempo el dictador guaraní Gaspar Rodríguez de Francia. Cuando por fin lo pudo hacer y ya en calma la situación de Corrientes se afincó en el departamento de Esquina y allí luchó contra los indios chaqueños.


En 1825 estuvo al frente de la división correntina con asiento en Curuzú Cuatiá a las órdenes del general Martín Rodríguez, quien comandaba las tropas nacionales que se preparaban para luchar contra el Brasil. Al frente de su expedición, en julio de 1826, invadió el territorio de Río Grande con el objeto de hostilizar al enemigo. Llegó son sus hombres hasta cuatro leguas de Alegrete y extrajeron de los rincones de Ibicuy e Ybahay seis mil animales entre vacunos y yeguarizos.


El 18 de octubre de 1826 se produce una sublevación en Curuzú Cuatiá, cuando soldados acaudillados por sargentos y cabos abandonaron ruidosamente sus puestos, tomando distintos rumbos. Los sublevados manifestaron que su determinación obedecía, a que habiéndoles prometido el gobernador Ferré de que no marcharían a ninguna parte fuera de la provincia, se enteraron que sus próximos pasos serían para la Banda Oriental del Uruguay. El comandante José López (a) López Chico, que no supo evitar ni reprimir tan escandaloso suceso, tuvo la osadía de comunicarle directamente, pasando por encima de Ferré, al generalísimo de todas las fuerzas nacionales Martín Rodríguez, quien le contestó en durísimos términos, dado que el militar acuartelado en Curuzú Cuatiá dependía únicamente del gobernador correntino.


En esa instancia, la guarnición a cargo de López Chico se sublevó y terminó dispersándose. Cuando en 1827 fuerzas brasileñas invadieron Corrientes, López Chico y Rafael de Atienza las vencieron en Tuyuné y Curuzú Cuatiá.
En 1833 colaboró con las fuerzas misioneras para expulsar a tropas paraguayas invasoras y en 1839 estuvo junto a Berón de Astrada en el desastre de Pago Largo.


Estando López Chico en el Ejército Libertador de Lavalle que se encontraba en Entre Ríos, enfrentó a las tropas de Pascual Echagüe el 10 de abril de 1840 en la batalla de Don Cristóbal, y recibió una herida mortal de bala de cañón que le produjo la muerte.





En campamentos de curuzú Cuatiá desarrolló gran parte de su acción militar, (dramatización).