Valerio Insaurralde

 



l 4 de enero de 1879... y fallecía el Coronel Valerio Insaurralde en Curuzú Cuatiá, donde vivió toda su vida este gran correntino. Nació en el año 1822 y participó con 17 años en la batalla de Pago Largo. Cuando Lavalle llegó a Curuzú en octubre de 1839 fue uno de los jóvenes que Pedro Ferré destacó como “baqueanos” para que el héroe de Riobamba se orientara sobre el terreno para organizar el 2º Ejército Libertador.

Cuando Lavalle cruzó el Paraná, tras desoír a Ferré procurando acorralar a Rosas en Buenos Aires, Valerio Insaurralde retornó a Corrientes acompañando desde Punta Gorda al general Paz, quien se dirigía a Corrientes a ponerse al frente del 3er. Ejército Libertador.
Valerio estuvo en Caá Guazú, luego logró escapar de Arroyo Grande y en Vences no participó, al ver que muchos de sus amigos del sur correntino acompañaron a los Virasoro. Estuvo en Caseros y más tarde en la guerra contra el Paraguay.

Político y militar, descolló por sus cualidades de jinete y el manejo de su sable, al igual que por su verbo y convicciones firmes sobre la Libertad y la Organización Nacional.

Valerio Insaurralde tenía un gran prestigio en los departamentos del Uruguay y el 5 de enero de 1872 se declaró en rebelión y desconoció junto a liberales del sur, al gobierno del doctor Agustín Pedro Justo, quien a los dos días decretó la movilización de la guardia nacional de la provincia.
Valerio inició desde Curuzú Cuatiá esta revolución que culminó con la caída del gobernador, padre de quien con el mismo nombre fue presidente de la República en el año 1932.

Aunque la comandancia oficial del grupo revolucionario recayó en su amigo el coronel Raymundo Fernández Reguera, fue el famoso Coronel Desiderio Sosa quien se puso al frente de los revolucionarios en toda la provincia, en tanto que el coronel Santiago Baibiene fue colocado, por el gobernador Justo, al mando de las fuerzas gubernamentales.

El 9 de enero ya estaba detenido el doctor Justo y toda la provincia levantada en armas. El 12 de ese mes, Desiderio Sosa organizó por decreto un Triunvirato que lo integraron Gregorio Pampín (liberal), Tomás Vedoya (federal) y Emilio Díaz (liberal).

Esta revolución concluyó en la Batalla del Tabaco (departamento de Empedrado) el 4 de marzo de 1872, cuando las fuerzas gubernamentales se rindieron ante las revolucionarias. En ese enfrentamiento murió Jose Vicente Gómez, el curuzuucuateño padre de quien fue gobernador, José Rafael Gómez, en 1901.

Este acontecimiento, tuvo como triunfadores al “fusionismo”, integrado por sectores liberales y federales, los que consagraron posteriormente la fórmula Miguel Victorio Gelabert- Wenceslao F. Cabral.

Todo comenzó cuando sectores del propio partido gobernante, entre los principales Valerio Insaurralde, no estuvieron de acuerdo con la candidatura a gobernador del goyano Agustín Pedro Justo y de su vicegobernador, el coronel Manuel J. Calvo. Ambos habían sido impuestos por el último gobernador, Santiago Baibiene, quien tras obtener su resonante triunfo en la batalla de Ñaembé quedó constituido en el gran elector y decidió las candidaturas de Justo y Calvo. Esto produjo el enojo de sus correligionarios liberales, quienes nunca admitieron una salida política en los términos que resultó.

Antes, en 1862, el gobernador José Pampín al iniciar su gestión y al designó a Nicanor Cáceres Comandante de Armas en el Sur y sus correligionarios liberales de Curuzú Cuatiá reaccionaron enardecidos levantándose en armas molestos por lo que consideraban una mala designación.
Se sublevaron el coronel Basilio Acuña, el comandante Valentín Romero, Coronel Martín Rojas y Valerio Insaurralde con grado de Sargento Mayor, los que son derrotados por las fuerzas gubernamentales en el famoso Combate de Curuzú Cuatiá.

Esta lucha librada detrás de lo que hoy es el Parque Mitre, se produjo el 6 de Agosto de 1862 y perdió la vida en el enfrentamiento, el coronel Basilio Acuña. La lucha arrojó muertos y un sin número de heridos que terminaron emigrando a Entre Ríos.

Valerio Insaurralde se había casado con Marta V. M. De Insaurralde, quien falleció a los 78 años, el 2 de enero de 1904. Los restos del matrimonio descansan en el Mausoleo que se encuentra en el Cementerio de Curuzú Cuatiá.







Valerio Insaurralde
Mausoleo en el Cementerio de Curuzú Cuatiá