Nepomuceno Goytia

 



l 28 de mayo de 1773... nacía Nepomuceno Goytia en la ciudad de Corrientes. En su Universidad comenzó su educación religiosa, pasando posteriormente a la de San Felipe, en Chile, para completar su educación. En esta última se doctoró en ambos derechos y también se interesó en el estudio de la medicina, aunque no pudo recibirse de médico.


Desde 1805, durante 40 años, fue cura párroco de San Cosme de Las Ensenadas, a la organización de cuyo pueblo contribuyó.


En ese largo lapso edificó el templo y propulsó el establecimiento de la escuela. También puso sus conocimientos de la medicina al servicio de la población cuando una serie de epidemias se desataron sobre ella.


A partir de 1821 su capacidad y cultura estuvieron al servicio de su provincia en la actividad cívica e institucional integrando asambleas legislativas.


Las guerras civiles lo obligaron a emigrar con otros correntinos en 1842, pero regresó cuando asumió el gobierno Joaquín Madariaga y murió en San Cosme el 16 de octubre de 1845.


Sepultaron sus restos en la Iglesia de San Cosme y el gobernador Joaquín Madariaga, enterado de la grave enfermedad que padecía el ilustre comprovinciano y considerando el estado irreversible de su salud, había elevado en la víspera a la Legislatura una solicitud para que autorizaran a que en virtud de los importantes servicios prestados al país y a la religión en particular, fuesen depositados sus restos en el “presbiterio” de la iglesia, donde por dilatados años, ejerció su ministerio.


El Congreso Provincial se reunió el mismo día y bajo la presidencia de su titular José Vicente García de Cossio, dictó una resolución aceptando por unanimidad la solicitud del gobernador, aprobando que el cadáver sea sepultado en la Iglesia Parroquial de San Cosme.


Agravado sus males y habiéndose previsto su inminente fin, Goytía había llamado el día 13 de octubre al Notario, ante quien redactó su testamento. Murió plácidamente a los 72 años. Los descendientes de don Fermín Félix Pampín son los únicos vinculados por lazos de parentesco al ilustre sacerdote.




(dramatización)