Elías Galván

 



l 4 de enero de 1844... fallecía Elías Galván, quien fuera Teniente Gobernador de Corrientes entre 1810 y 1812. Había nacido en la ciudad de Corrientes en 1774, hijo del maestro español Ignacio Galván Elías Galván murió en Montevideo.

Fue presidente de la Comisión de Límites en Misiones, la que presidía Diego de Alvear. Después se trasladó a Buenos Aires y optó por la cátedra de gramática del Colegio de San Carlos (hoy Nacional Buenos Aires). Las invasiones inglesas lo llevaron a tomar la carrera de las armas y en 1810 se incorporó con entusiasmo a la causa de Mayo.

El 28 de septiembre de 1810 la Junta de Mayo lo designa a Elías Galván Comandante General de Armas en Corrientes y Teniente de Gobernador, cargo que mantuvo hasta abril de 1812. Galván había sido teniente de los Cazadores Correntinos y pertenecía en ese momento al ejército de la Estrella. Ya desde el 2 de agosto la Junta había determinado que Fondevila se trasladase a Buenos Aires y fuese en su reemplazo Galván a hacerse cargo del mando militar en Corrientes, quedando el gobierno civil, en principio, en manos de los alcaldes del Cabildo. Las instrucciones traídas por Galván eran: cortar las comunicaciones entre Montevideo y Asunción; regularizar los fondos; formar milicias y enviar reclutas a Buenos Aires.

El primer acto de Galván fue retirar al señor Mantilla y Ríos que desempeñaba la gestión fiscal de la Hacienda. Luego, ante noticias de que Velazco pensaba enviar una expedición de 600 hombres a Misiones, con el propósito de expulsar a Rocamora, solicitó a la Junta el envío de clases para ponerlas al frente de los indígenas y que se destacase un jefe en Yapeyú.

Luego de compenetrarse del medio en que desarrollaría su gestión, Galván escribió a la Junta "Por lo demás sólo me queda el consuelo que he de hacer ver al mundo entero, que también existen los correntinos, y que el que los dirige en el día está al cabo de los intereses de su patria y que le sobran fuegos para sostener hasta derramar la última gota de su sangre por la sagrada causa que tan digna y justamente defienden los pueblos.
Gran satisfacción se produjo en la población cuando el 8 de octubre de 1810 el Cabildo lo puso en posesión del cargo de Teniente de Gobernador.

Se manejó con bastante discreción en el campo político.

Galván auxilió a Manuel Belgrano en su expedición al Paraguay y defendió la ciudad contra escuadrillas realistas procedentes de Montevideo. Luchó contra los portugueses que atacaron Misiones en 1812, por lo cual fue nombrado teniente gobernador de los pueblos misioneros; después fue nombrado comandante militar de Entre Ríos a propuesta de Sarratea; pero su alejamiento de Misiones hizo que varios pueblos cayesen en poder de los portugueses y fuesen destruidos. En Entre Ríos, sus esfuerzos contra el bandidaje y las irrupciones realistas, no dio todos los frutos deseables y se retiró a Buenos Aires, donde el General Carlos María de Alvear lo llevó como secretario al sitio de Montevideo. Fue tesorero del ejército cuando Alvear fue designado Director Supremo de las Provincias Unidas del Río de la Plata, hasta el Motín de Fontezuelas, que produjo la caída del director y Galván sufrió las consecuencias de haber acompañado a Alvear.

Al asumir el directorio Juan Martín de Pueyrredón lo reintegró en octubre de 1817 a su rango de coronel del ejército.

Acompañó a Martín Rodríguez en 1819 en la campaña contra los indios del sur. No intervino Galván en los sucesos de 1820, es decir la Batalla de Cepeda y a fines de 1821 se le encuentra en funciones de comandante militar de la Villa de Luján y “presidente del ilustre Cabildo”. Estuvo en contra de la Revolución del 1º de diciembre de 1828 promovida por el General Juan Lavalle para derrocar al General Manuel Dorrego.

Fue comandante general de armas en tiempos del Gobernador de Buenos Aires Juan Ramón Balcarce y escapó de la persecución rosista, refugiándose en el estado oriental, donde en 1837 nació su hijo Cándido, quien siguió la carrera militar muy cerca de Bartolomé Mitre, al que lo acompañó en Caseros, Cepeda, Pavón y durante la Guerra de la Triple Alianza.

Elías Galván se incorporó a pesar de su edad al ejército que organizó Corrientes bajo el mando del oriental Fructuoso Rivera, participando en la trágica batalla de Arroyo Grande el 6 de diciembre de 1842, después de cuyo desastre aun cumplió diversas misiones en la defensa de Montevideo sitiado por Manuel Oribe, donde murió, un día como hoy, el 4 de enero de 1844. El 10 de julio de 1891 fueron repatriados sus restos.




En 1811 cuando llega Belgrano a Corrientes (dramatización)

Diego de Alvear presidió la comisión de Límites que Galván integró