Amado Bonpland

 

orría el año 1773... y nacía Amado Bonpland, notable médico, naturalista y hombre de gran ilustración, cuyo verdadero nombre era Aimé Jacques Alexandre Goumpland, quien llegó desde Europa al Río de la Plata en 1817 y tras permanecer unos años en Buenos Aires se radicó en Corrientes, más precisamente en su Colonia de Santa Ana (hoy Bonpland, departamento de Paso de los Libres).

Nació en La Rochelle, Francia y estudió en París donde se recibió de médico cirujano a los 20 años junto con su hermano Michel Simón, aunque Amado percibía que su futuro no estaba en la medicina, sino en las ciencias naturales, en la investigación.
Hasta 1795 estuvo dedicado a investigar en toda Europa, pero le quedó chico el viejo mundo y se embarcó con otro joven, el alemán Alexander von Humbolt, rumbo al nuevo mundo, América, quienes además de investigar, llegaron interesados en pulsar el ambiente libertario que animaba a estos pueblos.

El 16 de julio de 1799 desembarcan en el puerto de Cumaná, en el Golfo de Carisco en la Nueva Andalucía (hoy Venezuela). En diciembre de 1800 llegaron a La Habana, Cuba, prolongando su estadía en la isla hasta marzo de 1801. De puerto Cabello se trasladaron a Cartagena de Indias y luego arribaron a Santa Fe de Bogotá, pisando al iniciarse 1802 tierras ecuatorianas. De allí viajan al Perú y en diciembre salieron del puerto del Callao rumbo a Guayaquil. En abril de 1803 vuelven a Cuba y de allí viajan a Filadelfia y posteriormente llegan a Washington, siendo recibidos Bonpland y Humbolt por el presidente americano Jefferson. Abandonaron el continente americano el 9 de junio de 1804, para arribar a Burdeos el 3 de agosto del mismo año, después de haber recorrido en cinco años 9.000 millas. Trajeron a europa35 herbarios con colecciones que superaban las 60.000 muestras y una enorme colección de insectos.

Ante un pedido de la emperatriz Josefina, Napoleón lo designa en 1809 Iintendente de "La Mal Maison". Tras la caída del emperador Bonpland se radica en Londres y cuando conoce allí a Manuel de Sarratea, Manuel Belgrano y a Rivadavia, quienes viajaron para firmar la paz con Fernando VII, lo entusiasman y se embarca para el Río de la Plata, adonde llega el 18 de enero de 1817, en compañía de su esposa Adeline Delahaye y su hijastra Emma.

En Buenos Aires es designado profesor titular de la Cátedra de Historia Natural, aunque además ejerció como médico para poder subsistir. También se radicó un tiempo en la isla Martín García y cuando entabló relación con Francisco "Pancho" Ramírez, se embarcó el 1º de octubre de 1820 con destino a Corrientes y se radicó en lo que hoy el pueblo que lleva su nombre Bonpland. Allí eligió para realizar sus estudios y donde vivió hasta el final de sus días, intercalando viajes e inclusive un secuestro (producido el 3 de diciembre de 1821) que duró ocho años, ordenado por el dictador Francia que lo retuvo en su país, Paraguay, hasta el 6 de mayo de 1829, de donde se dirigió primero a Brasil, para luegó si radicarse en el Paso Santa Ana, hoy pueblo de Bonpland, donde una década después recibió 5.000 leguas cuadradas, donadas por el gobernador Berón de Astrada.

En 1840 se casó con Victoriana Cristaldo, teniendo a los tres años su primera hija, a la que llamó Carmen Bonpland. En 1845 nace su segundo hijo, Amado Bonpland Cristaldo y en 1847, en San Francisco de Borja, nace Anastasio Bonpland Cristaldo.

Falleció el 11 de mayo de 1858. Intercaló su actuación con una destacada vida pública, manteniendo relaciones con las personalidades de la época, tanto de nuestra provincia como de Entre Ríos y el Uruguay, además de mantener contacto con destacadas figuras del mundo diplomático de Europa y América. Fue el organizador del primer Museo Natural de Corrientes. Sus restos descansan en el Cementerio de Paso de los Libres.

 


Amado Bonpland

Museo Bonpland de la ciudad de Corrientes – muestra en el sesquicentenario de su muerte.