Diego Alvear

 

orría el año 1749... y el 13 de noviembre nacía en Montilla, Andalucía (España), el brigadier Diego Estanislao de Alvear y Ponce de León, padre de Carlos María de Alvear, quien será en 1815 Director Supremo de las Provincias Unidas del Río de la Plata y héroe de Ituzaingo, la batalla que nos dio el triunfo nacional frente a las tropas del imperio brasilero.

Sentó plaza de guardiamarina en Cádiz, el 14 de mayo de 1770, y concluidos sus estudios marchó con la expedición que se dirigía a las islas Filipinas, a las órdenes de Juan de Laugors, en 1771, a bordo de la fragata Venus.

Al celebrarse el tratado de límites de San Ildefonso, entre las Cortes de Madrid y Lisboa, fue nombrado por parte de España Primer Comisario y Astrónomo de una de las secciones en que fueron divididos los trabajos de demarcación. Ha dicho un autor que la historia de estos trabajos está llena de peripecias, aventuras, privaciones y sufrimientos.

Alvear adquirió fama de prudente, valeroso y entendido oficial de ilustración nada común: principalmente en ciencias físicas y exactas, y conocimientos tan vastos en filología, que a pesar de su menor graduación fue nombrado en 1783, en unión del sabio Azara, Varela, Aguirre y otros, comisario agrónomo de la Comisión demarcadora de límites, mencionada anteriormente.

En el año 1801 se estableció en Buenos Aires y en 1804 se embarcó en la fragata Medca, perteneciente a la división que integraban las unidades de la misma clase, Fama, Mercedes y Clara, en calidad de segundo jefe de la división, la que se dirigía a España, yendo embarcada en la Mercedes, su esposa e hijos, con excepción del mayor de estos últimos, Carlos - que tanta gloria adquiriría años después en esta patria -, de carácter insoportable, por lo que su madre lo envió al buque en que iba su progenitor.

Después de unos días de iniciar el viaje, el 5 de octubre de 1804, fueron atacados en aguas del Cabo de Santa María (costas de Cádiz), por fuerzas británicas muy superiores, las fragatas Amphion, Medusa, Infatigable y Lively, teniendo que rendirse la división española, pero no sin que antes se incendiase la Mercedes, pereciendo la esposa de don Diego de Alvear y sus siete hijos. El jefe de la familia y su hijo Carlos Antonio José de Ángel de la Guarda de Alvear cayeron prisioneros de los ingleses.


Diego Alvear.

La Fragata La Merced se incendia y mueren Josefa Balbastro y siete de los ocho hijos.