Santiago Acevedo

 

orría el año 1881...  y el 6 de febrero fallecía Santiago Acevedo. Vivió en sus queridos pagos de Mercedes, donde poseía propiedades de sus mayores, e inició una intensa vida militar desde Caá Guazú en 1841 hasta Cepeda en 1859.


Integró los 108 combatientes que liderados por Joaquín Madariaga recuperaron la provincia en 1843, peleando en Laguna Brava el 6 de mayo de ese año.
 

Combatió en Entre Ríos a las ordenes de Madariaga y actuó al lado del general José María Paz entre los años 1845 y 1846. En la Batalla de Caseros estuvo al frente del “Batallón Patricios” y se quedó luego un tiempo en Buenos Aires hasta que sobrevino la revolución del 11 de septiembre de 1852, donde no dudó en levantar la bandera contra Urquiza, que se había hecho sospechoso a los porteños después del golpe de estado que diera disolviendo la legislatura bonaerense.
 

Regresó a Corrientes en 1853 y pese a las previsiones que le hiciera el general entrerriano a su amigo, el gobernador Juan Pujol, sobre la conducta de Santiago Acevedo, el mandatario correntino lo contó entre sus colaboradores sin que el bravo militar defraudara sus expectativas.
 

En 1859 marcharon las milicias a las ordenes del gobernador Pujol hacia Rosario y de allí se encolumnaron en el Ejército de la Confederación para pelear en Cepeda. Ese 23 de octubre ascendía al grado de Coronel en pleno campo de batalla, oportunidad en que el ejército comandado por Urquiza derrota al de Bartolomé Mitre.
 

A fines de 1860, Acevedo se retiró a la vida privada y se afincó en Mercedes, donde a partir del 3 de enero de 1865 ejerció una Juecía Pedanea de la 2da. Sección del Departamento por decisión del Gobernador de entonces Manuel Ignacio Lagraña. Falleció en Mercedes el 6 de febrero de 1881